Salsa 4 quesos para papas fritas

Ragu doble cheddar

La salsa de queso para nachos es fácil de hacer desde cero, y es la salsa perfecta para verter sobre los chips de tortilla o las patatas fritas caseras. Está hecha con sólo cinco ingredientes totalmente naturales, y se tarda 10 minutos en hacerla.

Mi primera experiencia con la salsa de queso para nachos fue de la variedad Velveeta. Tenía unos 8 años y no tenía ningún concepto de lo que significaba la comida procesada. Siempre era la merienda por defecto en casa de mi amiga Angelina: una caja de Velveeta metida en el microondas y mezclada con una lata de rotel. En su momento estuvo bien, pero ahora generalmente me alejo de las cosas llamadas “producto de queso”.

Dado que los ingredientes son naturales y no contienen productos químicos, sepa que la salsa para nachos se reafirma ligeramente al enfriarse. Tiene una textura deliciosa, suave y melosa mientras esté caliente, pero si la dejas enfriar, tendrás que recalentarla para que vuelva a tener esa textura fluida. Sin embargo, se recalienta muy bien e incluiré las instrucciones para ello después del paso a paso.

Ralla tú mismo el queso – Casi todos los quesos rallados tienen celulosa o agentes antiaglomerantes añadidos para evitar que las tiras se peguen. Esto es un desastre para la salsa. Debes rallar tú mismo un verdadero bloque de cheddar para que tenga una consistencia suave.

  Papas ruffles de queso

Receta de salsa de queso cheddar

Para la salsa de quesoCuando las patatas fritas estén casi hechas, empieza la salsa. Calienta una sartén a fuego medio y añade la mantequilla. Una vez que la mantequilla se derrita, mezclar la harina y batir durante 2-3 minutos hasta que la ruda de la harina se haya cocinado. La ruda comenzará a oler a nuez, lo cual es un buen indicador.

Bienvenido a Cooking With Anadi. Esta plataforma trata de hacer que la cocina sea emocionante y de encontrar nuevas formas de poner los sabores y las recetas clásicas a tu servicio. Acompáñame en mi viaje personal en el mundo de la cocina. ¡Espero que tengas un buen viaje!

patatas fritas con queso al hornoreceta de patatas fritas con queso al hornoreceta de patatas fritas con quesoreceta de patatas fritas con queso caserasreceta de patatas fritas con queso con mozzarellareceta de patatas fritas con mozzarella deliciosas Receta de patatas fritas con quesoRecetas de patatas fritas con quesoRecetas de patatas fritas con quesoRecetas de patatas fritas con quesoRecetas de patatas fritas con mozzarellaRecetas fáciles de acompañamiento y entrantesVegetarianoRecetas de patatas fritas con quesoRecetas de patatas fritas con quesoRecetas de patatas fritas con queso receta de papas fritas con quesofácil receta de salsa de quesofácil salsa de quesofácil salsa de queso para papas fritasreceta de salsa de queso para papas fritasreceta de salsa de queso para pastareceta de salsa de queso para papas fritasreceta de salsa de queso para macarrones con quesoreceta de salsa de queso para pastacómo hacer salsa de queso para papas fritascómo hacer salsa de queso para macarrones con quesocómo hacer salsa de queso con lechecómo hacer salsa de queso con queso rallado

  Queso de papa vegan facil

Los miembros del chef diario marcan na

Una vez que pruebes esta salsa caliente y pegajosa, verás lo sencilla que es y no volverás a comprar esa cosa en un frasco. Se prepara en sólo 5 minutos con 4 simples ingredientes de la tienda de comestibles y hace la mejor cobertura o incluso macarrones con queso.

Reúne todos los ingredientes con antelación porque la salsa se prepara muy rápidamente. Si la usas sobre el brócoli asado en la freidora, puedes hacer esta salsa de queso en menos tiempo del que tardas en freír el brócoli (8 minutos por si te lo preguntas).

Vierta la leche y sazone con sal, luego continúe batiendo constantemente hasta que la mezcla de leche y harina se combinen. Aumente el fuego, llévelo a ebullición y luego reduzca el fuego y cocine a fuego lento hasta que la salsa blanca espese.

  Bocaditos de papa y queso

Rico’s nacho cheese

Kenji es el antiguo director culinario de Serious Eats y actual consultor culinario del sitio. También es columnista gastronómico del New York Times y autor de The Food Lab: Better Home Cooking Through Science.

Mi mujer, por si no se ha dado cuenta, es una especie de pájaro raro. Para empezar, el simple hecho de casarse conmigo fue un acto cuestionable; no tengo mucho que ofrecer. Apenas tengo dinero. Mi esbelta figura y mi buen aspecto me abandonaron hace tiempo (más o menos al mismo tiempo que la hamburguesa número 500). Robo las mantas cuando duermo.

Lo que sí puedo prometerle, en cambio, es que si hay alguna comida en el mundo que desee, no descansaré hasta inundarla en montañas de ella. ¿Y en qué, te preguntarás, desea mi bella esposa ser ahogada? ¿Foie gras? ¿Trufas? ¿Eslabones y eslabones de salchichas Sabrett’s de tripa natural?

Según ella, el estándar de oro para este oro líquido es el de los surtidores de la estación de fixin’s de la cadena de hamburguesas rápidas Fuddruckers. Fuimos al local más cercano en Paramus, Nueva Jersey, para probarlo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad