Comer queso con moho

¿Puede estropearse el queso azul?

Novella Lui es dietista titulada y escritora sobre nutrición y salud. Le apasiona ayudar a los demás a establecer relaciones sanas con la comida compartiendo consejos prácticos y fáciles de seguir. Novella combina su interés por la educación nutricional y sanitaria basada en pruebas con la alimentación y la cultura mediante la creación de contenidos orientados al consumidor para marcas y publicaciones. Como amante de la comida y trotamundos, le encanta buscar nuevos sabores y explorar diferentes cocinas. En su tiempo libre, se la puede encontrar buscando joyas gastronómicas ocultas y pasando tiempo al aire libre haciendo senderismo por senderos locales.

El pan es un alimento básico en muchos hogares. Tanto si eres conocido por hacer tostadas de aguacate para Instagram como si te gusta montar sándwiches dignos de la charcutería neoyorquina, es probable que tengas al menos una hogaza en tu cocina en todo momento. Tal vez incluso guardes una levadura madre en la nevera para poder hornear tus propios panes. Independientemente de la cantidad de pan que coma, es muy probable que alguna vez se haya olvidado de una hogaza y la haya encontrado salpicada de moho. Y probablemente te hayas preguntado: ¿debería cortar las partes mohosas del pan y comérmelo? Sigue leyendo para saber si es seguro comer pan mohoso, cuánto dura y las mejores formas de mantenerlo fresco.

Queso mohoso al horno

Tamara Gane es una escritora especializada en viajes, gastronomía y estilo de vida cuyo trabajo ha aparecido en más de 30 publicaciones destacadas, como Travel and Leisure, TripSavvy, The Washington Post, The Independent, NPR, Taste of Home y Wine Enthusiast, entre otras.

LaCorte afirma que no existe una única razón para que el queso se enmohezca. Una causa común es el exceso de humedad cuando se almacena el queso. El uso de envoltorios de plástico o bolsas con cremallera puede retener niveles de humedad superiores al 55%, que es el nivel ideal para que crezca el moho. Teniendo esto en cuenta, ¿qué recipiente elegiría en su lugar para el queso?

  El queso es comida chatarra

La otra causa común del moho en el queso son las temperaturas incoherentes en la refrigeración. Si a su queso le empieza a salir moho, es posible que tenga que diagnosticar un problema en el aparato. Agradezca que su queso esté ahí para usted. Sigamos con nuestra misión de investigación: ¿se puede comer queso con moho?

LaCorte afirma que no hay una única razón por la que el queso se vuelva mohoso. Una causa común es el exceso de humedad cuando se almacena el queso. El uso de envoltorios de plástico o bolsas con cremallera puede retener niveles de humedad superiores al 55%, que es el nivel ideal para que crezca el moho. Teniendo esto en cuenta, ¿qué recipiente elegiría para su queso?

Molde de queso cheddar

El moho. Puede ser un tema confuso cuando se trata del queso, porque muchos quesos se elaboran con moho de una forma u otra. La mayoría de nosotros hemos abierto alguna vez el cajón del queso de la nevera y hemos visto manchas blancas o verdes en un bloque de queso Cheddar o Gouda. Entonces, ¿es seguro comer queso con moho? Averígüelo definitivamente para estar preparado la próxima vez que abra el cajón del queso. Además, aprenda la diferencia entre el moho bueno y el malo y cómo prevenirlo.

  Imagenes de ratones comiendo queso

El queso es, y no creo estar exagerando, tal vez el alimento más exquisito al que puede aspirar la leche. Los cientos de variedades que existen significan que es probable que haya un queso para casi todos los paladares, y casi todas las culturas del mundo con acceso a la leche han creado sus propias versiones: desde quesos frescos blandos que se pueden comer el mismo día en que se hacen hasta quesos curados tanto tiempo que podrían votar en las próximas elecciones. Hoy en día, hasta el supermercado más básico tiene un buen surtido de tablas y cuñas para elegir, y si uno es como yo, es fácil comprar más de la cuenta. También es fácil olvidarse de un queso que ya se ha abierto y desenvolver uno nuevo. Lo que significa que, inevitablemente, nos encontramos con un queso mohoso. Lo que nos lleva a preguntarnos si el queso mohoso se puede salvar y cómo saberlo.

Congelar queso

En la mayoría de los alimentos, detectar venas grises con motas de moho azul acompañadas de un rápido olor a amoníaco significa que es hora de tirar a la basura lo que una vez fue. Pero en el caso del queso azul, encontrar estos signos significa que es hora de sacar las galletas y empezar a picar.

Sí, el queso azul está hecho con moho. A algunas personas esto les parece preocupante (algunas incluso llegan a describirlo como con sabor a pies) a pesar de que este moho en particular no sólo es seguro para el consumo humano, sino que incluso podría ser saludable. Del Roquefort al Cambozola, he aquí la historia y la ciencia del delicioso queso mohoso.

  Las ratas comen queso

La leyenda predominante sobre el descubrimiento del queso azul gira en torno a un feliz accidente. Se cuenta que, hace más de un milenio, en la región de Rouergue, al sur de Francia, un pastor se instaló en una cueva para disfrutar de un sabroso almuerzo campestre a base de pan de centeno y queso de leche de oveja mientras cuidaba de su rebaño. Sin embargo, antes de dar un bocado, las ovejas se asustaron y echaron a correr. Salió tras ellas, dejando atrás su almuerzo. Meses después, pasó por la cueva y encontró su antiguo almuerzo intacto… salvo por una gruesa capa de moho que se había formado encima. Aventurero o simplemente hambriento, el pastor probó un bocado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad