Chiles secos rellenos de queso

Pimientos rellenos mexicanos Receta de Food Fusion

Una receta rápida para rellenar chiles anchos secos que cambiará tu percepción de los chiles rellenos. Usar chiles secos en lugar de frescos trae un perfil de sabor completamente diferente con muchos aromas nuevos y notas contrastantes para tus sentidos.

Estos días se me han antojado unos chiles rellenos. Pero como los chiles poblanos no son de temporada en Australia, utilicé su versión seca, que es más fácil de conseguir.

Los chiles rellenos son esenciales en cualquier repertorio mexicano. Esta receta es práctica cuando quieres probar algo diferente o no hay chiles poblanos frescos disponibles, lo que ocurre en Australia durante el invierno. Puedes cambiar o añadir al relleno tus ingredientes favoritos. Todo forma parte de la diversión.

Pimiento Ancho/Poblano ‘Barón

El sabor único del chile poblano es (probablemente) más famoso en los chiles rellenos, de origen mexicano, que consisten en rellenar el chile, rebozarlo y freírlo. Aunque nos encantan los chiles rellenos y sus muchas variaciones, este plato resalta más el pimiento y es mucho más ligero. Los sabores son sencillos, pero muy satisfactorios.

Aunque cualquier buen queso para fundir funciona bien, nos gusta especialmente el muenster tanto por su textura como por su sabor. El muenster no es propenso a soltar grasa y convertirse en un desastre grasiento, como el cheddar, y tiene un sabor lo suficientemente suave como para dejar que el pimiento sea la estrella.

Los piñones sirven para dar textura y sabor, ya que el muenster no es un queso demasiado asertivo. Hemos utilizado una variedad de piñones y todos funcionan bien, así que este es un lugar perfecto para experimentar. Tueste primero los piñones para obtener un sabor más pronunciado y, francamente, mejor.

  Pescado relleno de camarones y queso

Cómo Hacer Chiles Rellenos | Recetas de Mi Libro de Cocina

Kenji fue director culinario de Serious Eats y actualmente es consultor culinario del sitio. También es columnista gastronómico del New York Times y autor de The Food Lab: Better Home Cooking Through Science.

¿Por qué los chiles rellenos son una ocurrencia tardía en los restaurantes tex- y cal-mex? Siempre se incluyen en la sección de “otras cosas para poner en un plato combinado” del menú. Es una pena, porque siempre están entre mis platos favoritos. Lo heredé de mis padres, que siempre pedían chiles rellenos y margaritas heladas cuando íbamos a El Torito, la cadena californiana que llegó a tener sucursales de costa a costa. (Nunca aprendí a amar las margaritas heladas.) Los chiles rellenos no son sólo cosa del Tex-Mex. Tienen una presencia real al sur de la frontera, aunque en México probablemente no los encontrará cubiertos de queso naranja neón, como suele ocurrir en Estados Unidos.

También fueron uno de los primeros platos que aprendí a cocinar, siguiendo el método que me enseñó mi padre: Abrir una lata de chiles enteros asados Ortega, desenrollarlos con cuidado sobre papel absorbente y deslizar una loncha de queso jack dentro de cada uno. Esos chiles venían sin tapa (o sin una pizca de sabor asado), lo que significaba que había que tener mucho cuidado al rebozarlos si querías asegurarte de que el queso fundido no saliera a borbotones por la abertura mientras se freían. Una vez fritos los chiles, los comíamos con una lata de salsa ranchera Herdez, dejando que la salsa picante empapara el esponjoso y dorado huevo rebozado.

  Chile morron relleno de queso

Chiles Rellenos | Básicos con Babish

De los archivos de Food & Wine, aquí están los consejos clásicos de la difunta autora de libros de cocina sobre cómo cocinar con chiles, una guía de campo de las variedades más esenciales en la cocina mexicana, y algunas de sus recetas más queridas.

Nota del editor: El mundo de la cocina está de luto por la pérdida de Diana Kennedy, que murió esta semana a la edad de 99 años en su casa de Michoacán, México. La influencia de Kennedy en la comprensión de los estadounidenses de la comida regional mexicana no puede ser exagerada. Aunque era inglesa de nacimiento, sus libros, como The Cuisines of Mexico (Las cocinas de México), de 1972, The Tortilla Book (El libro de la tortilla), de 1975, y My Mexico (Mi México), de 1998, fueron el resultado de una investigación sobre el terreno que abarcó la diversidad de ingredientes, técnicas culinarias y platos del país. Este artículo “Diana Kennedy comparte 7 recetas de su cocina mexicana” (hemos añadido otra que era demasiado buena para no compartirla) se publicó originalmente como portada del número de abril de 1996 de Food & Wine.

  Toritos rellenos de queso

El chile, me parece, es uno de los pocos alimentos que tiene su propia diosa. En la cocina y la tradición mexicanas, esta “respetable dama del chile rojo” es una deidad que representa el significado eterno del chile en la vida ritual de la cultura. Losio, el dios zapoteca que cuida de las cosechas recién sembradas, también se interesa por el chile. Y en Pahuatlan, Puebla, los indios otomíes creen en espíritus de la planta del chile que protegen las semillas y la cosecha.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad