Salsa de queso para nuggets

Receta de salsa de queso y nachos

Los nuggets gustan a todo el mundo, sobre todo a los niños, pero hacerlos en casa es mucho mejor que comerlos en un restaurante. Esta versión se hornea en una rejilla de alambre, por lo que los nuggets quedan crujientes por todas partes sin llegar a freírse. Este método de cocción bajo en grasa significa que tienes cierto margen de maniobra cuando se trata de condimentos, y la salsa perfecta para mojar (aparte de la salsa de tomate) es esta pegajosa salsa de queso cheddar. Puede que no sea tu primera opción, pero el queso cheddar también es un favorito de los niños. Puedes sustituirlo fácilmente por tu queso favorito, o incluso por una mezcla (pepper jack, mozzarella, gruyere…), para crear una versión más adulta, pero si lo que quieres es impresionar a los más pequeños, esta es la receta que buscas.

Receta de salsa de queso

Empieza la cuenta atrás para la Super Bowl. ¿Te estás emocionando? ¿Llegó tu equipo al gran partido? El mío no, pero yo sigo emocionada, no tanto por el partido en sí, sino por toda la comida sabrosa que se servirá durante el partido. (Estos Nuggets de Pretzel Calientes con Salsa de Queso Cheddar han estado en todas las fiestas del Super Bowl desde que tengo memoria. ¡Siempre son un éxito!

  Spaghetti con salsa hunts 4 quesos

Vamos, ¿a quién no le gusta un nugget de pretzel caliente y casero bañado en queso? Estos nuggets son el aperitivo perfecto para ver el partido de fútbol. Son masticables y salados y van perfectamente con su cerveza favorita. A mí me gustan mojados en mostaza amarilla, pero a Tom le gustan con mostaza Y salsa de queso. Y como la salsa de queso cheddar se prepara en menos de 10 minutos, Tom dice que es imprescindible.

Tendrás que tener en cuenta un poco de tiempo de fermentación (2 horas), pero por lo demás estos pretzels son muy fáciles de preparar. Y te lo dice alguien a quien le cuesta hornear con levadura. Así que ponlos en tu menú de la Super Bowl amigos, ¡te garantizo que serán un éxito en tu casa también! Que tengáis un buen fin de semana y espero veros de vuelta en el BHK la semana que viene. ¡Tengo más delicias de San Valentín en la tienda que usted no querrá perderse!

  Frijoles con queso y salsa chunky

Salsa de queso para mojar

Los nuggets de pollo son increíbles. Son mi comida favorita. Independientemente de la situación, me levantan el ánimo después de consumir algunas de esas mágicas empanadillas procesadas. Sin embargo, los nuggets no son nada sin un buen baño de salsa. Aquí están mis cinco mejores salsas para acompañar una buena chuleta crujiente.  1. Salsa especialChick-fil-A, McDonald’s y todas las demás grandes cadenas de comida tienen una salsa especial, y todas son básicamente iguales. Siempre es una mezcla de mayonesa, aliño mil islas y algún otro ingrediente clasificado. Esta conformidad masiva entre los conglomerados de comida rápida se debe a su innegable deliciosidad. Es el hermano adolescente molón del agridulce y se ha ganado con creces su puesto en lo más alto.

2. Esta es una de mis favoritas. Sólo está disponible en McDonald’s y no tiene un nombre tan atractivo como otras de esta lista. Sin embargo, su paleta de sabores es lo suficientemente simple como para ser agradable después de diez bocados cubiertos de salsa, pero lo suficientemente complicada como para no decepcionar nunca. Antes de criticarme por incluirla en la lista en lugar de la mostaza con miel o la barbacoa, pruébela. Te cambiará la vida.  3. Ketchup El ketchup está aquí únicamente por su presencia cultural. Ni siquiera es tan sabroso, pero sabe a casa. No importa en qué parte del mundo o de tu vida te encuentres, estará ahí para ti. Es un amigo en los momentos de éxito y de fracaso. Te quiere y se merece que la quieras.

  Salsa de queso picante

Receta de salsa de queso Dominos

“¡Están buenísimas! Crujientes por fuera y con queso fundente por dentro. Esta receta es originalmente de Betty Crocker. Las porciones dependen totalmente de lo grande o pequeño que corte el queso. Yo prefiero Monterrey Jack”.

Soy esposa, madre y abuela. Soy nativa de Texas y no me imagino viviendo en otro lugar. Mi abuela me enseñó a cocinar antes de que pudiera ver la encimera. Recuerdo estar de pie en un taburete en su cocina aprendiendo a hacer tortitas. A mi madre le encantaba cocinar y parece que estaba cocinando (o limpiando) la mayor parte del tiempo. Así que esas son las dos señoras responsables de alimentar mi amor por la cocina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad