Últimas Noticias

El queso no es el enemigo: no hace falta sacarlo de la dieta para adelgazar

Fresco, fundido, tierno, curado… De oveja y de cabra, de bola o emmental, con burbujas, como el gruyer. El queso tiene innumerables formas y sabores, y todas ellas triunfan en algún rincón de la gastronomía, ya sea con la pasta, escondido entre las verduras o en la panza de los bocadillos. Pero también es el primer sacrificado de la lista de la compra cuando decidimos ponernos a dieta, y eso no es justo.

Su alto contenido de grasa y la elevada cantidad de sal que contiene han sido motivos suficientes para eliminarlo de la dieta de personas hipertensas o con problemas cardiovasculares, pero no hay por qué excluirlo de la mesa si lo que uno quiere es adelgazar. «Sin confundirlo con productos derivados de los lácteos, como los quesos para untar, el queso, como producto fermentado, es un alimento de calidad que se puede consumir a diario», explica la nutricionista Oihana Monasterio, del grupo de especialización en Nutrición Clínica y Dietética de la Academia Española de Nutrición y Dietética. «No hay motivo para aferrarse a uno de tipo fresco», añade.

Ver noticia completa : https://elpais.com/elpais/2019/01/09/buenavida/1547037157_927085.html